Procrastinar o el arte de retrasar el hacer algo

No encuentras el momento de ponerte a hacerlo, y lo retrasas? Procrastinas?

Te pones al fin..., pero al rato lo dejas? 

Sueles retrasar una y otra vez las cosas que tienes que hacer, y no te apetecen? 

Seguro que hay algo con lo que te resulta difícil ponerte... Es más, una vez que empiezas, lo dejas una y otra vez con mil excusas, que aunque puedan sonar absurdas, hacen que abandones.

Si haces de la procrastinación, de retrasar las cosas, de aplazar... un arte, seguir estas pautas te ayudará.

 

Antes de nada decir que si retrasas el hacer algo, es porque no te apetece hacerlo, aunque decirlo sea obvio... Si procrastinas, es porque no quieres hacerlo. Por eso no encuentras el momento de ir al gimnasio, de sentarte a estudiar, de empezar la dieta, de quedar con esa amiga, de salir a cenar con aquel amigo, o de ponerte a planchar... 

Las pautas son 4:

1. Plantea el objetivo final, y las ventajas de conseguirlo: el QUÉ conseguir, y POR QUÉ conseguirlo. Por ejemplo: aprobar la oposición, me permitirá vivir mejor; ir al gimnasio, me permitirá perder peso y estar mejor.

2. Escribe las ventajas en un lugar visible, máximo en un post It. Por ejemplo, las de la oposición: en la zona de estudio, las del gym: con la bolsa de deporte... El objetivo es ver el PARA QUÉ del esfuerzo que haces, y lo del post It es para verlo de un golpe de vista.

3. Bien, ya sabes: QUÉ quieres conseguir, DÓNDE quieres llegar y PARA QUÉ. Ahora hay que escribir las pequeñas metas diarias para conseguirlo. Por ejemplo, para las oposiciones puede ser: estudiar 3 horas al día, para el gym: 1 hora al día. Decidas lo que decidas, debe ser un objetivo lógico, alcanzable, y que no te angustie pensarlo. Una meta adaptada a ti.

4. Compromiso personal y premios! Ahora negocia contigo: si estudio cada día las 3 horas que he dicho, de premio el domingo... Por ejemplo: "no estudio nada, y me lo dedico a quedar con amigos y con la familia". O: si entreno en el gym la hora que dije, el domingo... "el domingo no hago nada de nada!"

Lo te haga feliz, y sea proporcional a tu esfuerzo.

 

Posibles problemas?

- Que algún día no cumplas tu meta personal. Perdónate. Somos humanos. El día siguiente, vuelves a intentarlo. Desde la psicología debes saber que es difícil empezar a establecer hábitos nuevos, así que sobre todo al principio, te costará. No pasa nada. Sigue intentándolo.

- Que te cueste mantenerte haciéndolo. Aquí hay que insistir con recordar los motivos de porqué lo haces (el punto 2), y revisar tus metas pequeñas (punto 3), para cambiarlas.

En el caso del estudio, prueba el método Pomodoro: estudias 25 minutos, y descansas 5. Existen distintas aplicaciones de teléfono para este método, y algunas incluso cortan los datos móviles para evitar distracciones!

 Si quieres una ayuda para llevar a cabo las pautas, contacta con nosotros en: mail@anallorens.es

Resumiendo:

1. Plantea el objetivo final, y las ventajas.

2. Ventajas en un post it y lugar visible.

3. Escribir pequeñas metas diarias adaptadas a ti.

4. Negóciate tu compromiso personal y prémiate

 

Saludos de Ana Llorens, escribiendo para empodérate conmigo.com